¿Qué es un cuento digital?

A tenor de las innovaciones tecnológicas que nos rodean, una actividad tan antigua como la de contar o leer cuentos ha de adaptarse, tarde o temprano, al formato digital. Esto no significa, por ejemplo, que el cuento que es digitalizado en la biblioteca sea ya un cuento digital, no, es más interesante que esto.

En primer lugar, los cuentos personalizados son, según la definición reconocida por el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua (DRAE), una: «Narración breve de ficción». Por lo tanto, lo que tenemos en un cuento es una historia protagonizada por unos personajes que son expuestos a través de un narrador a través de una estructura determinada dotada de coherencia y cohesión.

A su vez, el cuento digital es exactamente lo mismo que lo que acabamos de definir anteriormente pero con la introducción de hipervínculos que llevan a otras Webs relacionadas y contenido multimedia, por ejemplo, vídeos o música. Por lo tanto, lo que introduce un cuento digital es el cuento enriquecido con material en forma de imagen, texto  o sonido.

No obstante, para disfrutar de un cuento digital, se necesita un soporte tecnológico en forma de ordenador, tableta o teléfono móvil. El mercado está colmado de este tipo de aparatos, que se caracterizan por estar provistos de más o menos calidad y también por unos precios que fluctúan de más a menos cantidad, dependiendo de la calidad del producto que el usuario desee.

Los centros escolares se han adaptado a esta nueva forma de ver los cuentos en mayor o menor medida, y es que se ha confirmado que la atención prestada por parte del alumno es mucho mayor si el formato de la narración es digital y no en papel. El seno familiar también se va adaptando poco a poco a la realidad tecnológica y, poco a poco, los niños reciben los inputs necesarios para introducirse en el maravilloso mundo de los personajes y de la lectura desde un punto de vista que modifica sus características a medida que la tecnología se innova.

Si desean un ejemplo de cuento digital, visiten la Web que les enlazamos aquí, en concreto, consulten los cuentos:

  • Golpes acolchados, de Mariana Komiseroff
  • Carretera encontrada, de Lucía Bracelis
  • Utilidad de los laberintos, de Pablo Yoiris
  • Tweets desde Isla Desolación, de Karen Fogelstrom

Esperamos que les resulte igual de gratificante que a nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *