Introducción al círculo del marketing digital

Comenzamos trazando un círculo. Un círculo en el cual se encuentra el marketing digital y que entendemos como arte. Para llevar a cabo la venta del producto es necesario planificar y ejecutar la concepción del mismo, el precio, la producción, la promoción convencional y digital y la distribución de bienes y servicios que satisfacen necesidades humanas, es decir, necesidades compartidas.

Por un lado, tenemos una empresa que produce bienes y servicios, una empresa comercial e industrial, por ejemplo, la industria del automóvil. Dicha industria constituye empresas que producen automóviles para satisfacer las necesidades de los ciudadanos que quieren, desean o necesitan obtener uno. Por lo tanto, tenemos, por un lado, una empresa y, por otro lado, tenemos el mercado, definible como las necesidades de los consumidores.

La empresa se dedica a producir. Tenemos que conectar el producto con el consumidor. Una empresa que produce bienes y servicios satisface la necesidad del mercado. Para ello, definimos algo que denominamos «sistema de información». Es decir, la empresa debe conocer cuáles son las necesidades de los consumidores. Por su lado, el «marketing digital mix» está formado por la producción, el precio, la distribución y la promoción digital.

En un modelo de marketing convencional y partiendo de unas necesidades básicas del mercado, lo que hace la empresa es establecer un sistema de información para conocer estas necesidades. ¿Cómo lo hace? Con datos propios que pueden tener las empresas, datos publicados, estudios y estadísticas que se van publicando, o pueden, en un momento determinado, hacer estudios de mercado.

En el modelo digital general, el modelo en el que el origen siempre es el mercado, hay un segmento de los consumidores determinado, ya que existen familias con hijos y sin hijos, por ejemplo.

Como nos cuenta Alvaro Peña de la agencia SEO iSocialWeb.com para cada tipo de perfil de consumidor, la empresa establecerá uno o varios tipos de estrategias de marketing digital. Lo primero que se debe hacer es constatar si estas necesidades están basándose en un buen sistema de información con estos tres elementos: estudios de mercado, datos propios y datos públicos.

La empresa establece un proyecto y se saca un modelo de coche. Se establece un precio. Se distribuye este modelo de coche en aquellos concesionarios que pueda tener por el territorio y si es necesario, se levanta una campaña de promoción digital.

La empresa necesita información para producir productos. Los productos que produce están en relación directa con las necesidades del mercado. Una empresa automovilística no se dedicará a producir si no hay mercado y, para no equivocarse, debe conocer cuáles son las necesidades. Conocemos las necesidades del mercado y producimos lo que el mercado necesita.

Finalmente, lo que hemos producido con un precio asignado y una distribución determinada entra, nuevamente, en el mercado y, así, se cierra el círculo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *